Archivo de la etiqueta: masa sablé

Lemon Pie

La Primera vez que preparé un Lemon Pie fue para agasajar a la abuelita de mi pareja para su cumple hace ya unos cuantos años. Los ingredientes fresquísimos, la masa super crocante, el merengue quedó todo pomposo con crestitas picudas, una verdadero deleite de aromas proveniente de la ralladura de unos limones que me había traído mi tío de su quinta en Córdoba. Emocionadísima por el resultado obtenido me propongo guardarlo en el mejor estante de la heladera para llevárselo a la nochecita a la cumpleañera. Cuando llega la hora de salir abro la heladera y me encuentro con la sorpresa de que ese pompón blanco que se erigía con el mayor de los orgullos estaba transformado en agua y toda la heladera bañada de azúcar y huevo. El diagnóstico fue que no había cocinado las claras del merengue y se desarmaron. Aquí va la receta 2.0.

Ingredientes  para la Masa Sablé (o Sablé bretón)Este tipo de masa quebradiza, crocante y sequita  típica para base de todas las  tartas,  super rápida y fácil de hacer:

  • 3 tazas de harina 0000
  • 1/2 taza de azúcar
  • 20 gm de manteca
  • 2 huevos
  • 5  cdas de leche
  • ralladura de limon

Ingredientes para el Relleno 

  • 1/2 taza de agua
  • 100cc de jugo de limón
  • ralladura de 2 limones
  • 120 gm de azúcar
  • 2 huevos
  • 8 cdas. de almidón de maíz
  • 20 gm de manteca

Ingredientes para el Merengue Suizo

  • 6 claras
  • 300gm de azucar

1. Preparación de la masa:

  1. Mezcá los ingredientes secos y de a poco agregá los húmedos. Podés amasar a mano o en procesadora a baja velocidad dando pequeños toques.
  2. Formá un bollo uniforme (de tendencia quebradiza)
  3. Enmantecá y enhariná una tartera con fondo desmontable, Estirá la masa sobre el fondo tratando de que todo tenga el mismo espesor. Pinchá con tenedor para que no eleve.
  4. Llevá a horno fuerte. Retirá del horno cuando esté levemente dorada.

2. Preparación del relleno:

  1. Llevar a fuego mínimo todos los ingredientes excepto la manteca, que la reservamos para el final.
  2. Una vez que el azucar se haya disuelto y se haya formado una cremita homogénea, retirá del fuego y agregale la manteca fría.
  3. Llevá a la heladera un rato.

3. Preparación del merengue suizo

  1. Mezclá el azúcar con las claras en un recipiente resistente al calor y llevá a baño maría. batir con batidor mientras se cocina.
  2. Cuando el azúcar se haya disuelto, retirá del fuego y seguí batiendo hasta que hayas obtenido una mezcla homogénea y brillosa. Si haces la prueba de dar vuelta el bol y el merengue nos e cae (cuidado con esto no hagas desastres…)

4. Armado de la tarta:

  1. Mientras se va cocinando la masa base en el horno podés ir preparando el relleno y reservar en heladera. El merengue lo dejamos para lo último.
  2. Sobre la masa  tibia extender el relleno y sobre éste verter el merengue y hacer piquitos salvajes con cuchara o tenedor, o si tenés manga de repostería mejor,  (no franelees mucho el merengue con la cuchara para darle formita que no le gusta y se tiende a deshacer, se rompen las moléculas del almidon de las claras que se unen con el azucar… o algo así)
  3. Para lograr que los copitos de merengue queden dorados podés quemarle las puntas con un mecherito esos especiales de repostería, o mandás la tarta el horno (al mango)  cerca del mechero y retirar en dos minutos.
  4. Voilá!!

5. Emplatado:

Queda divino servido en un plato color amarillo frío una buena porción de lemon pie sobre una nube de azucar impalpable con una hojita de menta de coté. Obviamente manteles blancos y una buena taza de te de verbena.

Anuncios
Etiquetado , , ,

Tarta de frutillas

Esta deliciosa tarta está compuesta por tres capas: una base de masa sablé, crema pastelera (los más golosos la preparan con crema chantilli, pero prefiero la pastelera que es un poco más liviana), frutillas y gelatina de frutillas como toque final. Lleva un par de horitas su elaboración, pero cada capa es muy sencilla de preparar, solo que lleva tiempo… A continuación la fórmula:

Ingredientes  para la Masa Sablé (o Sablé bretón): Este tipo de masa quebradiza, crocante y sequita  típica para base de todas las  tartas,  super rápida y fácil de hacer:

  • 3 tazas de harina 0000
  • 1/2 taza de azúcar
  • 20 gm de manteca
  • 2 huevos
  • 5  cdas de leche

Ingredientes para la crema pastelara: Es una preparación básica de pastelería compuesta a base de leche, harina, huevos y azúcar; puede estar aromatizada con especias, esencias o ralladuras de cítricos:

  • 60 gm de maizena
  • 2 yemas
  • 100 gm de azúcar
  • 1/2 litro de leche
  • 20 gm de manteca
  • ralladura de limón o naranja
  • canela
  • esencia de vainilla
Ingredientes extra:
  • 1/4 de frutillas
  • 1/2 sobrecito de gelatina sabor frutos rojos

Preparación de la masa:

  1. Mezcá los ingredientes secos y de a poco agregá los húmedos. Podés amasar a mano o en procesadora a baja velocidad dando pequeños toques.
  2. Formá un bollo uniforme (de tendencia quebradiza)
  3. Enmantecá y enhariná una tartera con fondo desmontable, Estirá la masa sobre el fondo tratando de que todo tenga el mismo espesor. Pinchá con tenedor para que no eleve.
  4. Llevá a horno fuerte. Retirá del horno cuando esté levemente dorada.

 Preparación de la crema:

  1. Llevá a fuego mínimo la leche con la ralladura de limón y un toquecto de canela. Antes de que hierva retirá del fuego.
  2. Agregale  maizena diluida con un chorrito de leche,   yemas,  manteca y azúcar muy de a poquito batiendo intensamente para evitar que se formen grumos.
  3. Llevá a fuego mínimo nuevamente sin dejar de mezclar (cuidado que se pega al fondo enseguida y se puede quemar). Cuando haya espesado retirá del fuego y añadile unas gotitas de esencia de vainilla.
Ensamblado de la tarta:
  1. Antes de empezar a hacer la tarta, prepará la gelatina y llevá a la heladera para que solidifique un poco.
  2. Sobre la base de la masa agregá una generosa capa de crema pastelera aún tibia.
  3. Fileteá las frutillas y cubrí con ellas toda la superficie de la crema pastelera. Jugá con la disposición de las frutillas como más se te antoje, podés hacer recorridos circulares, onditas, o lo que más te guste.
  4. Una vez que tenés toda la tarta cubierta de frutillas, podés servirla así, o bien, darle un toque final con una capa de gelatina.
  5. Si la gelatina ya está espesa, pero no sólida, verterla con un cucharón sobre la capa de frutillas, intentando no tocar los bordes de la masa.
  6. Llevá a la heladera, y luego de media  horita ya está lista.

Emplatado:

Serví como postre o a la hora de la merienda. Resalta mejor en platos cuadrados blancos grandes, con mantelería blanca. Podés acompañar esta deliciosa tarta con un té aromático, que bien puede ser un Early Grey. mhhhhhhhh…. después me cuentan qué les pareció.

Etiquetado , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: